Oriente Medio

Semana de Amnistía Internacional

 

Imagen

Esta semana, el miércoles 20 exactamente, ha quedado establecido el grupo de acción de la Universidad de Murcia para Amnistía internacional, del que yo misma formo parte,  con un “no esperado” seguimiento por parte de varios universitarios de la capital.

Esto es un gran paso para Amnistía Internacional el Murcia, y esperamos llevar a cabo grandes campañas de acción, y que sobre todo tengan relevancia en la sociedad.

Estamos ya organizando esta primera acción para reivindicar “La Libertad de Expresión” el próximo mes de diciembre, derecho sin el cuál los periodistas no tendríamos razón de ser, por ellos mis compañeros y yo pondremos gran empeño en defender esta causa.

Imagen

Hasta entonces Amnistía no llevará acabo más acciones, salvo la proyección de la muy recomendable película “Buda explotó por vergüenza” el pasado jueves 21 en la Filmoteca de Murcia, una crítica a la guerra en Oriente Medio junto a la firme decisión de una niña que quiere aprender e ir a la escuela. 

Fotografía, Oriente Medio

City of Religious Tolerance

A falta de material decente y tiempo físico para realizar un reportaje fotográfico en condiciones rescato algunas fotografías del trabajo sobre “Religión y tolerancia” que hice       (en compañía de un buen amigo jordano y otro egipcio) en la ciudad de Madaba, Jornadia, que destaca por tener un 40% de población cristiana, aunque siguen siendo de mayoría islámica, y el mismo número de mezquitas de de iglesias.

Imagen
Dependiente musulmán leyendo el Corán. Nos relató estuvo casado con una católica durante diez años.
Imagen
Mujer musulmana acompañada de su amiga cristiana.
Imagen
Entrada de una iglesia ortodoxa en el centro de Madaba.
Imagen
Dos hombres nos hablan de la tolerancia religiosa en la ciudad de Madaba.
Imagen
Una de las muchas mezquitas de Madaba llamada “Jesucristo hijo de María”, una prueba más de la armonía religiosa de la ciudad.
Imagen
Un hombre bromea acerca de la relación entre musulmanes y cristianos en Madaba.
España

Porque rectificar sólo es de sabios

Imagen

Nuevo rapapolvo el que ha recibido de buena mañana el ministro Wert al haber sido desmentida su afirmación de que Europa había reducido el presupuesto en educación para el año 2014.

“Las declaraciones que sugieren un recorte de los fondos y una reducción a la mitad de los estudiantes Erasmus (beneficiarios de las ayudas) son totalmente falsas” ha declarado el portavoz de Educación comunitario Dennis Abbott, además de haber tachado de “basura” las afirmaciones del Ministerio de educación español.

Y ya no es sólo que se vaya a  reducir, sino que va a aumentar hasta un 4% la inversión para el Erasmus para el próximo año, recibiendo España la cuarta mayor asignación de toda Europa.

Lo de “WERTGÜENZA” aquí se queda ya corto. A cada fatídico paso que da en sus decisiones cava su propia tumba con mayor ahínco, y no auguro una rectificación cercana a esta sarta de mentiras que intenta colarnos a los estudiantes día tras día.

¿De verdad piensa que no nos vamos a levantar contra sus recortes? Claro que lo haremos, ya lo hemos demostrado con propuestas como las que llevó a cabo Laura Zornoza y en la que me sentí feliz de poner mi granito de arena, y así poco a poco entre todos conseguimos que nuestros compañeros ya de Erasmus conservaran sus becas tan necesarias.

Yo, por mi parte, también pretendo formar parte del colectivo Erasmus el año que viene, y seguiré luchando por mi parte para evitar de barbaridades como las que pretende el Ministerio de este país se cumplan. Es mi futuro y el de mis compañeros.

Oriente Medio

Oriente Medio… ese gran desconocido

Me siento obligada a invertir unos minutos de mi tiempo y dedicar mi primer post a recordar la gran aventura que supuso para mi vivir durante un breve tiempo en Jordania. No lo considero tanto un viaje (ya que solo pude permanecer allí por 8 días) sino una experiencia por todo lo que me pudo aportar este país y sus gente.

Fui gracias a un proyecto en el que participaba mi universidad donde se hacían intercambios con jóvenes de otros  países ( cabe aclarar que mi universidad no puso ni un solo euro, solo se dedicaba a mandar a gente, mientras que todos los países con los que trabajaba pagaban manutención, hotel etcétera, que luego hablen aquí de países con pocos recursos ). El programa, para mi suerte,  trataba sobre  periodismo y acción social, “Stay a side or jump in!” era el nombre del programa.

Aquel viaje fue como un soplo de aire nuevo  que abrió más mi mente acerca de  la situación de los países árabes, sus tradiciones y costumbres, y por supuesto supuso que le diera una patada a todos los perjuicios sobre Oriente Medio, pero claro, hay que estar allí para vivirlo.

Sobre todo de aquellos seis días me quedo, más que con el proyecto en sí, con su gente, ¡QUE GENTE!, si a una amplia mayoría le dijera que allí conocí a la gente más cariñosa, buena y sobre todo respetuosa que he conocido hasta ahora pensaría que eso solo es posible en un país occidental, que la comunidad árabe y musulmana están más preocupados por que se respeten e impongan sus creencias y culturas que respetar otras.

Clásico error el que cometen este tipo de personas, pero no soy nadie para imponer mi mentalidad a nadie, solo reiterarme que ,para conocer, hay que viajar, y estar allí para vivirlo.

Imagen